miércoles, 24 de junio de 2015

MÖTLEY CRÜE "GENERATION SWINE"

El día 24 de junio de 1997 se publicaba "Generation Swine", el séptimo álbum de estudio de Mötley Crüe, la gran banda norteamericana de glam metal y hard rock. Con este disco volvía a la formación el cantante Vince Neil, quien había dejado la banda en 1992 por continuas desavenencias con los demás integrantes. Tras el gran fracaso comercial del álbum "Mötley Crüe" y su correspondiente gira, la banda fue presionada por su discográfica Elektra Records para que la formación recuperara el éxito comercial que había tenido en los años 80. Los miembros originales de la banda, el bajista Nikki Sixx, el batería Tommy Lee y el guitarrista Mick Mars tomaron la decisión de prescindir de su manager Doug Thaler y del productor Bob Rock pero continuaban apostando por John Corabi como vocalista. Con buena parte del disco preparado, la presión de la propia banda y la discográfica sobre Corabi llevo a éste a abandonar el grupo, lo que hizo más fácil la vuelta del carismático Vince Neil. La adaptación al registro vocal de Neil de las nuevas canciones fue complicada pues en este trabajo la banda experimentaba por primera vez con sonidos electrónicos, el nu metal y el rock alternativo. Un año después la formación finalizaría su contrato con el sello Elektra recuperando así los derechos sobre su discografía, todas las reediciones posteriores serian distribuidas por el propio sello del grupo, Mötley Records. A pesar de alcanzar el cuarto puesto en la lista Billboard, las críticas y las ventas fueron mucho más discretas pues apenas se superaron el medio millón de copias vendidas en los Estados Unidos.
Las canciones destacadas de este disco son "Afraid", que sería publicado como sencillo de presentación del álbum y "Glitter", tema compuesto por Nixxi Sixx y el rockero canadiense Bryan Adams, que cuenta con la colaboración en los coros de Rick Nielsen y Robin Zander de Cheap Trick.

1 comentario:

  1. Hola José Ángel. Este disco en particular no es de mis favoritos, pese a que se trata de mi banda favorita.
    Considero que, como bien has expresado, la canciones sufrieron una trasnportación tonal y variación en su instrumentación, para que se adaptaran al registro y tiemble de Vince Neil, hecho que me genera una sensación de no total acoplamiento, razón por la que no temina de gustarme esta producción; todo esto no significa que no me gusta esta producción, sólo sucede que no me agrada tanto como las otras.
    Espero ver pronto nuevas publicaciones de esta fantástica banda.

    ResponderEliminar